¿Cómo proteger mi dinero en tiempos de crisis?

30 de Abril de 2020

Cuando en los medios de comunicación se habla de crisis y recesiones económicas, a todos nos preocupa nuestra dinero, cómo conservarlo y protegerlo. Desde la última crisis de 2008 en nuestro país, a todos nos preocupa atravesar momentos económicos tan duros como aquellos y poderles hacer frente debidamente. Durante las crisis, cuando el empleo se reduce, el consumo disminuye, el PIB cae y los mercados se desploman, a todos los ciudadanos nos preocupa cómo proteger nuestro dinero y sentirnos seguros, económicamente hablando. Por ello, en este artículo, hemos querido recoger los consejos de los mejores analistas financieros y económicos para saber cómo proteger nuestro dinero y nuestro capital en tiempos de crisis.

Cómo proteger nuestro dinero durante las crisis

Una de las mejores formas de proteger nuestro dinero es por medio del ahorro. Este es un buen método, sobre todo en momentos de incertidumbre económica. Pero ¿cómo hacerlo? Una de las formas de ahorrar dinero es por medio de la cautela, posponiendo gastos que podemos realizar para más adelante, cuando es futuro esté más claro. Hablamos de gastos como viajes, vacaciones, compras de bienes como coches o casas. Tener una conciencia de ahorro en tiempos de crisis es muy importante y beneficioso.

En época de crisis, los ciudadanos pasan mucho más tiempo en sus casas de lo que lo hacían antes. Por ello, es importante ahorrar dentro de ella con el gasto de luz, agua y suministros de energía. Aprovechar la luz natural, moderar el consumo de agua e, incluso, de Internet son acciones que nos sirven para ahorrar en tiempos de crisis.

Cuando los expertos hablan de ahorro, este no tiene por qué ser a gran escala. Obviamente, durante una recesión esto se hace complicado. Pero sí podemos hacer un ahorro en pequeñas cosas. Como no gastar en cosas, que no son estrictamente necesarias como los productos de primera necesidad: alimentos y productos de limpieza.

Tener cuidado con las compras. Muchos ciudadanos, en épocas de crisis, llevan a cabo lo que se denomina “compras de pánico”, como por ejemplo la compra de papel higiénico en grandes cantidades. Si tienes la suerte de haber llegado a una crisis con un “fondo de emergencias ahorrado”, mucho cuidado de no malgastarlo en este tipo de compras, y utilizarlo únicamente en emergencias como quedarse sin empleo.

Ni qué decir tiene, no gastar por encima de tu posibilidades. Estas acciones, en épocas de crisis, a parte de ser arriesgadas, no tienen sentido. Cómo se suele decir, es momento de “apretarse el cinturón”.

Otra recomendación es la abstención en invertir en bolsa o la cautela en este tipo de operaciones. Hay empresas cuyas acciones, en tiempos de crisis, están por los suelos. Por ello, muchas aprovechan para invertir su dinero en ellas. Sin embargo, en épocas de crisis, éstos son movimientos muy arriesgados. Sin analizar de forma cuidadosa las posibilidades, que tiene esa empresa de sobrevivir, si finalmente la empresa quiebra, tú perderás tus acciones y tu dinero. No obstante, esto no quiere decir, que si eres inversor desde antes del comienzo de la recesión, debas deshacerte de tus inversiones. Vender en esos momentos es una pésima decisión, apuntan los expertos. En tiempos de crisis todo el mundo quiere vender, pero nadie piensa en comprar, y la consecuencia de estos son pérdidas.

Los expertos recomiendan, que en tiempos de crisis, los ciudadanos se abstengan de solicitar créditos hipotecarios, si no están 100% seguros de poder conservar su empleo. Si por el contrario, cuentas con dicha certeza, este es un buen momento para solicitarlo, siempre y cuando, cuentes con el depósito inicial y contrastes debidamente las ofertas del mercado. El motivo de esto es, que los Bancos Centrales en tiempos de crisis, bajan las tasas de interés de forma acelerada. Por lo que. conviene estar atentos a ver cómo evolucionan los bancos.

En caso de que tengas deudas contratadas, la recomendación es acudir a tu banco a renegociar los pagos y jugar con las posibilidades que te ofrece tu banco. Es muy importante, que estas acciones, tengas muy presente y estés muy atento a las letras pequeñas.

Si cuentas con un plan de pensiones, no dejes de invertir en él, siempre que no hayas perdido tu trabajo (obviamente).

Sin embargo, más allá de los consejos económicos, también están los consejos personales, que también protegen la economía personal de cada uno. Uno de ellos es el de cuidar de nuestra salud. Si enfermas ¿cómo trabajarás?. Muchas personas no tienen en cuenta, que el principal activo de sus economías son ellos mismos. Obviamente si enfermas y no acudes a trabajar, no percibirás ingresos.

Es importante mantener la calma en tiempos de recesión económica. En momentos como estos, el nerviosismo y el pánico no son buenos consejeros. Desde Detectalia esperamos que estos consejos te sean de gran ayuda en el momento que los necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *